Browse By

Ferrera incomprendido

EN LÍNEA – MADRID 25ª SAN ISIDRO. Jorge Arturo Díaz Reyes, VI 7 2019. Una gran faena de Antonio Ferrera solo recibe una ovación. Igual, a los detalles de Urdiales con el buen quinto. Ginés Marín silenciado. Dispar encierro.

Ferrera. Foto: Luis Sánchez Olmedo, www.cultoro.com

Lo importante ocurrió con el primer toro y no lo entendieron. Al menos la mayoría, pues al final no hubo tal para la petición de trofeo. Un toro bravo y un torero maduro dueño de sí mismo y de su atesorada maestría. Lejos de estilismos y fatuidades protagonizaron una faena sólida, coherente, ligada, lidiadora, seca, varonil.

“Zambombo” pronto, codicioso, repetía exigiendo mando y lo encontró en Antonio Ferrera. Desde los templados delantales que lo pusieron frente al jaco de Josema Gonzalez para las dos buenas varas, y el quite autoritario pero suave a dos manos y la media. De una vez por naturales como cuentan que le gustaba a “Manolete”. Cinco y el obligado, cinco más y el de pecho. Luego diez más por derecha en dos tandas rematadas con cambio de mano, natural y de forzado.

Fueron ocho tandas firmes como columnas de un edificio. Toreo natural por la derecha sin ayuda, incluyendo un circular completo y otro ligado en sentido contario para el broche. A un tiempo la estocada toda, en la cruz y el alcurrucén batiéndose hasta el último halito arranca ovaciones que continuarían hasta el arrastre. La petición de oreja fue dura por los que comprendieron lo que acababan de ver y nula por aquellos que dizque no premian la primera faena porque están fríos. La ovación en los medios, esa sí unánime, salvó la honrilla.

Esto valió por toda la tarde que fue soleada desde el cielo y nubosa desde el ruedo, sobre todo por la falta de fiereza y fuerza del encierro.

El cuarto, que salió descoordinado de su tren posterior y no quiso ser cambiado, lo brindó a Antonio Briones. Sin afugias emprendió la lidia del además manso, rajado llevándole hasta la igualada. El toro lo esperó en el volapié y pinchó, luego escurriendo el bulto a la emboscada puso la espada baja.

Diego Urdiales, no pudo domeñar la encastada aspereza del segundo y le tiró sin puntilla con una estocada cimera. “No tenía clase” dijo ante la silenciosa aplaza. Con el quinto, noble y soso desplegó esa tauromaquia unipase, que busca la suerte bella aun a costa de la ligazón y el conjunto, con la cual ha levantado tanto partidario. Y a fe que algunos naturales y trincherazos aislados merecieron los aplausos. El toro se le echó antes de la estocada completa pero ida, que no mató rápido y recibió dos avisos y una ovación en el tercio.

Ginés Marín, entristece, por lo menos a mí. Portaestandarte del toreo joven español. Se manifiesta también como apóstol del pico, el toreo despegado y el viaje afuera. Con los buenos y con los malos. Así faenó al noble tercero de la triste figura que fue protestado hasta el espadazo y los tres descabellos de muerte. El sexto fue un manso redomado que se tomó el ruedo, armó un herradero en el primer tercio y escapó desvergonzadamente tras cada encuentro con la muleta. Media estocada lo fulminó sin puntilla, sacando a todos de penas.

Seis toros. Cinco de Alcurrucén, cuarto con el hierro del El Cortijillo, cinqueños segundo y quinto, dos negros, cuatro colorados, disparejos en sus ligeros 541 kilos promedio. No lucieron contra los caballos y excepto el enrazado primero, por falta de raza o de fuerza tampoco en el último tercio.

Sin embargo, la corrida daba para más. El público que casi llenó dejó de celebrar lo relevante y cuando después quiso hacerlo por lo accesorio ya no encontró de qué agarrarse.

FICHA DEL FESTEJO
Madrid. Viernes 7 de junio 2019. Plaza de Las Ventas 25ª de San Isidro. Casi lleno. Sol, calor y mucho viento. Seis toros de Alcurrucén y un cuarto de El Cortijillo, disparmente presentados, bajos de raza y fuerza, ovacionado el 1º., bravo, en el arrastre.

Antonio Ferrera, saludo tras petición y silencio.
Diego Urdiales, silencio y saludo.
Ginés Marín, silencio y silencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *